EROS Y PALABRAS by Pura María García

LLUVIA EN OPORTO

CASA DA MUSICA, OPORTO 2009

CASA DA MUSICA, OPORTO 2009

Domingo anochecido.

Domingo de un junio previsto que finaliza.

Últimas horas nocturnas del eje simétrico del año.

Media noche.

La oscuridad  vibra entrelazando sonidos.

Oporto.

Domingo.

Casa da Musica.

En la entrada de este edificio, construido sobre un puzzle ordenado de cubículos, cuadrados y formas geométricas de inusitada magnitud, hay personas que permanecen de pie.

Murmuran con agitación, algunas.

Otras se miran a los ojos para difuminar la ausencia de palabras.

Dos mujeres parecen esperar en una de las esquinas.

Todos pretenden alejarse de la lluvia que comienza.

El aire del exterior de la Casa da Musica contrae los acordes más persistentes del concierto de jazz.

Tres hombres. Dos mujeres. Cinco esencias convencidas de que el sonido se produce libre tras la armonía de voces e instrumentos.

“Resignação? Não para mim, não pára nos.”

Como un signo, el interrogante indirecto que ha dejado la última canción, merodea entre las gotas de lluvia que descienden de puntos indeterminados del firmamento oscuro.

Estoy de pie.

Espero a la lluvia.

Aguardo en realidad su final o al menos el descenso de su ritmo.

Simulo contemplar lo que existe frente a mí.

La Praça de Mousinho de Alburquerque se convierte súbitamente en un pequeño destino para mi mirada.

La pared blanca que viste el muro del lateral de edificio muda su color tránsfuga cuando hombres y mujeres se apoyan contra ella. Elevan su vista hacia las nubes, soldadas una a una hasta formar un cielo que no permite el titilar de una sola estrella.

Continúa la lluvia.

Mi cuerpo se rinde a la indecisión. Deseo mojarme con el agua que trae la lluvia esta noche.

¿Por qué aguardo su final, aquí, como una mujer más que no se atreve a responderse?

Quiero permitir a la lluvia su baño tumultuoso, improcedente.

Cierro los brazos y ahora sí, observo la plaza y los transeúntes que la cruzan buscando un mínimo refugio.

Presiono los brazos. Los cruzo sobre mi torso.

Hace frío, un frío leve y todavía hospitalario.

Las trayectorias de los automóviles tejen una urdimbre que acordona los límites de la plaza. Hacemos muros. Establecemos fronteras. Trazamos horizontes artificiales para sentirnos, o creernos, protegidos de la ausencia de orillas.

Sabemos que la libertad es un vacío inmenso.

El mismo vacío en el que nace la lluvia o la distancia. Este mismo frío. Esta pared blanca. Los sonidos que aún son eco en mi percepción.

Con las luces agitándose en sus mismos reflejos, la Avenida da Bonavista es un juego de espejos.

Automóviles, luces y pasos.

Oscuridad, lluvia, itinerarios y las huellas que dejan en las aceras antiguas.

Hace frío.

La lluvia no cesa.

Ha aguardado tantas noches a ser realidad que en este momento, mientras el domingo languidece, no desea ser pasado sino ahora.

Un hombre habla por su teléfono móvil. Da pequeños pasos en círculo para no abandonar el refugio improvisado ante la lluvia que le ofrece un vértice del muro blanco.

Como la lluvia, sus palabras gotean desde su pensamiento. Las ofrece a un interlocutor anónimo y distante.

Sigue la lluvia.

Él continúa en su diálogo a través de un hilo invisible.

Mi piel percibe la humedad que ha calado en mí, sin condescendencia.


Cruzo los brazos.

Mi pecho muestra su sensibilidad ante el agua que trae la lluvia.

Tengo frío.

Tengo recuerdos.

Muchos se agolpan mientras la lluvia cae. A otro ritmo distinto a ella.

Al ritmo que toman los recuerdos que huyen del olvido que el pasado propicia.

Sigue lloviendo.

Nadie desea realmente que cese.

Resignação? Não para mim, não pára nos.”

La voz de Luciana Alves permanece escondida en la lluvia. Solo yo la escucho.

Caen recuerdos sobre mi piel. Gotas de la memoria.

Oporto subyace a ellos.

Ellos suscitan un murmullo imperceptible en mi pensamiento.

El aroma que deja la lluvia es tan distinto en este lugar de formas geométricas…

Cruzo los brazos sobre mi pecho, ese que tú besas cuando extravías tus labios.

La lluvia ha decidido ser agua perenne sobre las aceras de Oporto.

Inesperadamente, siento tus manos rozar mi nuca y despeinarme el cabello.

Eres tú.

La noche ha traído tus manos.

Me abrazas por la espalada.

Tu aliento irisa mi cuello.

Eres tú, mientras la lluvia continúa agitando el firmamento.

Llegas con tu abrazo.

Eres tú.

Giro mi espalda.

Me doy la vuelta.

Me inclino a buscarte con mis ojos de nostalgia.

Pero no estás. No eres tú quien me abraza.

Es la lluvia en Oporto.

Es tu recuerdo. Otra forma que tomas para estar en mí.

Llueve.

La lluvia cesará antes de que lo haga la noche.

Tú recuerdo me moja, como lluvia de ayer que recorre mi añoranza.

CASA DA MUSICA by OMA RIBA

CASA DA MUSICA by OMA RIBA

3 comentarios el “LLUVIA EN OPORTO

  1. Simplemente Geheugen
    julio 4, 2009

    Una descripción delicada e intensa que eriza la piel tanto como tu lluvia y el dulce fantasma de tus recurdos hechos sensación.
    Una muestra de múltiples climas que emociona.
    Gracias.

    • pura maria garcia
      julio 4, 2009

      Gracias a ti por e-mocionarte y dejar tus sentimientos.
      La lluvia adquiere tantas formas para bañarnos la piel y el alma ¿verdad?

  2. severianobocanegra
    enero 16, 2012

    Me ha gustado mucho ,Pura.
    Sensaciones internas de una mujer.Detalles del momento y del entorno de su estado melancólico.Esa cadencia de sentimientos y siempre la lluvia vuelve a manifestarse.Un gran recurso poético el cortar sensaciones internas con un elemento repetido.En éste caso la lluvia.Muy cinematográfico su poema.Trasmites muy bien ese entorno de final del día y la lluvia en las calles de Oportio junto a ese museo.Muuuy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 115,200 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 209 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: