EROS Y PALABRAS by Pura María García

LA CAUSALIDAD

Birds singing
in the dark
—Rainy dawn.

J. KEROUAC

KEROUAC Y LA CAUSALIDAD

Los poemas de Kerouac nunca han logrado zarandear mi sensibilidad del modo en que otros autores, otros versos y otras imágenes plásticas lo han hecho. Tratar de descubrir la razón es, en el fondo, pretender captar la esencia de la poesía para  intentar continuar con la osadía de definir qué hace que un verso se convierta en una caricia, en un impacto emocional o en un terremoto que asola con benignidad  el alma.

Un texto en prosa es un fragmento de realidad, real o ficticia, que se asienta de un modo contundente ante los ojos de quien quiere descifrarlo, leerlo e interpretarlo, una vez ha recorrido esa senda preciosa que conduce de los sentidos externos al alma, de lo experimentado en ella a las propias vivencias y, de ellas, al pensamiento estético y simbólico que las interpreta, embriagado por una sensación indescriptible, que únicamente se experimenta cuando algo  o alguien nos conmueve la piel y el corazón.

El poema, sin embargo, se despliega con aparente humildad, ya fragmentado en versos que citan a la mirada del lector para invocar su lectura. Uno sobre otro, engarzados por pausas ciertas. Ellas, las pausas, las formas que adquiere el silencio para penetrar los versos y llevar el timón de la poética, se muestran distintas, intencionadas y conscientes de su poder al deambular, con precisión, entre un verso y el siguiente, entre un eslabón de belleza y aquellos con los que ha de unirse para que el poema sea verdad. La pausa aguarda a la voz interna del lector, a que ésta se detenga antes de continuar caminando por el verso que espera y se convierte en el silencio más intencionado de todos los silencios.

La poética transcurre entre los conceptos que los poetas recogen cuando diseccionan la realidad o sus heridas. A veces, una busca involuntariamente una respuesta y descubre, de repente, la primera palabra de un poema que no pretendía ser hallado. El caos ordenado y vital, entrópico y precioso, que forma nuestra alma y las vivencias que nos constituyen, se ordena para ser travestido en líneas poéticas, versos y manojos secuenciados de estrofas. La poesía deshace antiguas heridas y, sin curarlas, las transforma en huellas pacificadoras con las que tenemos la posibilidad de  reconciliarnos.

Cuando leí por primera vez algunos de los poemas dispersos de Kerouac no percibí que la mano de los versos se tendiera y buscara las mías: sentí el mismo frío con el que quizás él deseaba contagiarme. El poeta americano, poseedor de un nombre compuesto, Jean-Luis, que simplificó y trasfiguró en un acto, es de suponer, lúdico e irónico, pasó a formar parte de los autores que habían deseado decirme pero no habían logrado alcanzarme.


Ayer, una persona muy próxima a mí extrajo un libro de Kerouac y lo abandonó sobre la mesa en un acto pequeño, esos actos que parecen haber sido realizados más allá de toda trascendencia y, sin embrago, son los que poseen una intencionalidad tan potente que no alcanzamos a comprender, afortunadamente. El hombre de mentón pronunciado, mirada evadida y ojos profundos, con un nombre compuesto y la voluntad de ser poeta, regresaba a mi vida, de nuevo. Nunca he creído totalmente que las casualidades sean exponentes simbólicos de hechos que aún no han sucedido o cajones metafóricos que conservan en su interior una cadena de acciones que conforman un futuro único, destinado exclusivamente a cada uno de nosotros. Sin embargo, desde hace unos días, intuyó que los actos y acontecimientos, especialmente los más minúsculos y los de menos importancia aparentemente, esconden símbolos e indicios que desean con vehemencia ser voz para nuestra escucha.

Kerouac regresó ayer a mi vida. Las palabras encerradas en su libro quedaron sobre la mesa, dócilmente unidas en poemas dispersos y diminutos. Tomé con mis manos ese conjunto poético y una página, la que permanecía marcada de un  modo apenas perceptible por un doblez en el vértice superior, mostró su voluntad de ser leída por mis ojos. La ciudad que tantas ocasiones descubrió el escritor de mirada intensa, una vez más, se fragmentaba en barrios convertidos en versos extremadamente breves.

Kerouac no contó con que el tiempo había transcurrido, también para mí. No sabía que he dejado de creer que los acontecimientos y las casualidades se produzcan al azar. El autor que cambió sus dos nombres por uno, un trato aparentemente de perdedores, no era consciente de que ayer entraría en mi vida involuntariamente. Esta vez, provocó mis palabras y me agitó el alma, me incitó a dibujar versos, con una forma similar a la de su voz, que son las manos que me han acariciado hoy, apenas unas horas más tarde, para deshacer el gris antiguo de esta mañana nueva:

1.

POSIBILIDAD

La realidad es

la nada.

Nos educaron

con espejismos,

forzados a creer

en el mañana.

Si la posibilidad sucede

¿no es hecho, entonces?

Ella deja su presencia

en el ser de un instante.

Después, muere.

Forma la nada.

Es la realidad.

2.

AMOR

El amor

únicamente existe

mientras

se añora.

Los barrios son

extraños

cementerios

de amores fallecidos

que la ciudad

todavía vela.

3.

LA CIUDAD Y SUS HORMIGAS

La conciencia del hombre de la ciudad se deja engullir por sus remordimientos, sobrevive a las hormigas, a  los actos que han dejado por hacer, al borde del camino.

4.

NEW YORK

La naturaleza no late donde el puente de Brooklyn comienza. La ciudad allí es un holograma que no puede reflejarse en el cielo que la cubre. Las mentes de sus habitantes vacían su angustia en ella. Esta ciudad negra se aborrece a si mísma, cada día.

Si deseas escuchar a Kerouac recitar fragmentos de sus poemas, clica esta PALABRA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 20, 2009 por en HISTORIAS, LITERATURA, MUSICA, PERSONAL E ÍNTIMO y etiquetada con , , , , , , , .

Blog Stats

  • 115,204 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 209 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: