EROS Y PALABRAS by Pura María García

HECHAS DE ENREDADERA


Hechas de enredadera, como la voz única que se distingue en el desierto, tus manos avanzaron sobre la incertidumbre.

Era de noche y nuestro primer abrazo deslumbró a las estrellas que vagaban extraviadas en el cielo sublime de una habitación tan profunda como el fondo azul del azul océano. Era de noche y las hojas de luz de la ventana de la luna, de par en par se abrieron para mirarnos desde allá, desde donde la bruma moría para así poder divisarnos.

Tus manos se adelantaron a tu lengua. Fueran donde fueran, despejaban las sombras más oscuras y me llevaban a ellas. En mis ojos cayeron las preguntas dulces con las  que también me amas, los silencios secretos que desean permanecer detrás de tu alma porque son tu posesión preciada. Quisiste caminar sobre mi voz, llenarme la saliva con tus sueños, acunar lo que hasta entonces me doblegaba el corazón, verter la libertad que se sentía ausente de mí, de mis palabras.

En la pared de los primeros minutos, escribiste con el fuego de tus labios un te amo liberado y creciente, rodeado de temores y nostalgias que no duelen, mi amor, por que son sombras que desean esclarecerse con el itinerario de los días y las almas.

Hechas de enredadera, tus caricias reptaron lo  más hondo de mis sueños, ese enorme páramo que a veces sucumbe a la tristeza y al silencio, el mismo desde el que, cuando los minutos se espesan y cruzan el puente del pasado, te explicaría que temo al temor innecesario, que también dudo, como tú, del tiempo, que me escondería, como una niña, tras la puerta de la noche y allí, agazapada en una duda blanca, me dormiría esperando la mañana inesperada.

Hechas de enredadera, tus preguntas desgranaron mis respuestas, me han hecho saberme espejo tuyo, lugar carnal en el que sin temor puedes mirarte los temores, porque soy como tú, lo que tú eres, voluntad de avanzar entrelazada con el miedo al camino y algunas de sus angostas estaciones.

Como un junio luminoso, tu boca prendió ayer un beso de la mía. Cruzamos la mirada y nos dijimos, en medio del temor a temer, que también en un recodo del miedo, nos amamos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 114,375 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 207 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: