EROS Y PALABRAS by Pura María García

AL AMANECER

AL AMANECER By Pura María García

POETICA

Escribo las palabras que decimos

cuando, en la boca, las juntamos

húmedas, calientes,

en voz baja…

F. Sánchez Guzmán

La Conjunción copulativa

….

Es con un hilo de voz que parecería una cuerda transparente si no fuera porque un cabo es tu boca y el otro es el sonido que, en mi piel, resuena.

¿Aun duermes?-me preguntas.

Desnudas el despertar y lo despojas del aroma a noche que todavía atesoraba. Es un estanque, ahora que laten tus primeras palabras, el inicio de este día avecinado. Solo. Único. Distinto. Equivalente a la eternidad, si acaso alguien pudiese probar su improbable existencia.

No estoy dormida. Mis ojos son reflejo de la hondura que me nombra, te nombra, nos enciende. Mis ojos, como puentes invisibles, tendidos a un extremo y al otro de la carne.

Se acercan las palmas de tus manos a ser una con el nácar imprevisto de mi espalda. Palpas la frontera indecible de mis hombros, la afirmas con el agua incipiente del sudor que nace con el alba. Apuntaladas quedan mis nalgas en tu pubis, ahora que estás tan cerca de mí como el aire inhalado en la bocanada rendida que nos une.

No estoy dormida. Te esperaba. Aguardaba el despertar del bosque de tu lengua desde antes de que la luna esparciese, anoche, la bruma de su silueta, empedernida luz hurtada al crepúsculo.

En mi cuerpo es el tiempo del romper de la mañana.

En mi cuerpo eres tú, pronombre prolongado.

Con tu lengua, aparentemente extraviada, juegas a puntear el perímetro callado que soy entre tus manos, desdibujas los puntos cardinales de mi cuerpo, bañando las delicias que pretendes antes de penetrar las carnales raíces que en él guardo. Tus dedos, como dagas imaginadas, diestras navajas de filos imposibles, desbrozan la indiferencia, separan la pulpa de mis senos y dejan, al aire del despertar en esta habitación que nos contempla, una imagen sin abrigo, desnuda letanía recitada al unísono por tus labios y los míos.

Te sorprende que con el alba acaecida, mi deseo no duerma, no se rindan los soldados del delirio, del anhelo.

La noche nos halló, en su final abrupto, besándonos los sexos sin decoro, anudados a un instante prolongado en el gemido del astro más inquieto. Despedimos la oscuridad con el claro claror de un placer enunciado, insumiso orgasmo, rebelde sueño desplegado entre los muslos.

La noche anocheció mientras nos dábamos. Ahora, cuando el amanecer ha dejado ya de ser anuncio, el hambre de ti es un verso de mi labio y de mi boca, solicita prórroga que te demando sin pedirte, en el silencio compartido de una mirada a oscuras.

¿Aún duermes? -me preguntas- ¿Todavía anhelas reptar en mis caricias?

Se diría que ha amanecido en el exterior del horizonte. No es cierto, el deseo que nos une es una ola, un pálpito temprano, un anidar extraño que no cesa en él mismo, que se ensancha.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 115,665 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 208 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: