EROS Y PALABRAS by Pura María García

SOBRE LAS MANOS…

HANDS by JAN ERIK FILLAN

La mano deshizo el barro,

levantó la piedra de ónice

para que el amanecer dejase

de ser surco en el vientre de las horas.

La misma mano dio forma

a los números impares,

rompió el indigno recuerdo de las guerras,

quebró la oscuridad cosmogónica

y en la claridad de un nuevo movimiento,

derramó semillas precisas y vitales.

Fue también la mano indescriptible

la que juntó, una a una, las mañanas

para que los amantes poseyeran

un pasado de memorias a su espalda,

escribió la leyenda más larga, la del tiempo,

para que niños y planetas

jamás dejasen de girar

sobre sus huellas.

La mano fue un espolón en el vacío,

una inmaculada prueba del gesto

que a todos, más tarde o más temprano,

nos contiene.

Se creyó trueno

y sonó entre las nubes,

fingió ser caricia y levantó

los poros adormecidos de la carne,

retuvo la huella dactilar,

el arpa rumorosa de la piel

que sin nombre nos nombra.

La mano danzó cuando vivir era

la transparencia del cuerpo

en catarata de ideas

brincando desde el alma.

Tocó la desventura.

Se aproximó al fracaso.

Excarceló la oxidada puerta de la prisión,

se alió a la energía disfrazada

de palomas en vuelo.

La mano descendió,

desde el inicio,

y excavó la actitud,

venció las rocas.

Así se hicieron las manos de los hombres,

de su mano,

para tocar desnudas el planeta,

para jamás mancharse con sangre de un igual,

para nunca asolar

los sueños alcanzables.

La mano se sentó sobre la Historia,

en los tronos,

tras las piedras,

entre los vagones,

en los árboles truncados,

sobre el apellido ilustre,

en la procreación sin fin de idiotas y profetas.

Ahora que unos y otros son los mismos,

que nada diferencia las pupilas de una cárcel,

que la libertad es caminar a cuatro patas

sobre una alfombra de mentiras,

la mano debería despertar y ser señal,

entre otras cosas,

insurrecta gaviota

en pleno viaje,

luz inextinguible,

altavoz para el sin habla

y pan para el que sabe

el sabor tan atónito del hambre.

¿Dónde están las manos como ella?

¿Dónde dormitan en silencio?

¿Qué anestesia los gestos que no nacen?

Hoy las manos habrían de saberse

destino, bala, espíritu,

arma blanca indolora,

asimetría del ayer con el futuro,

océano de sangre en primavera

que tiñese de color la oscuridad

que hunde despiadado estas aceras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 117,002 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 208 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: