EROS Y PALABRAS by Pura María García

LA BRÚJULA DE LA VIDA

LONELINESS by MAURO MENDULA

Deshecha, la brújula que inicia el trazo de cada uno de los días, se quedó arrinconada sobre una piedra negra, al fondo de un mar que a mí únicamente me pertenece. Se hizo soledad, pregunta a golpe de silencio que sabe la respuesta, un no que la vida, de tanto en tanto le pronuncia a mis labios. Soy eso, la piedra que yace en el fondo de una nada calmada y sin aliento, cada vez que el norte de los ojos a los que busco, retrocede en sus pupilas y no ve quién soy, qué siento, cómo me duele el dolor de mis heridas. Yo aguardo, sin que ni siquiera sea la espera quien lo sepa, que tus manos se tiendan, quebrando el vacío de la noche que también late en la mañana. Me digo, una y mil veces, que mi rostro, cada una de sus marcas, es una letra del abecedario que me explica. Me visto con la palabra y la hago escudo, flor, arrecife y guillotina, esperando, infructuosamente, que, en ti, mi boca sea ventana que permite traspasar mis confidencias a tu alma. Eso soy, herida que intenta aceptar que mi esencia es una cicatriz de aire y verdades. Me hiere la espalda de la espalda, el no bajo una mirada cuando descienden los ojos hasta la última letra de la triste indiferencia, me duele tu vacío cuando en el horizonte no me hallas, tendiéndote la boca, me hiere que mi nombre verdadero sea impronunciable por tu boca, que juegues al escondite en un bosque de conceptos que en nada nos acercan a un abrazo. Me hiere la lluvia que aún no ha sucedido, las tardes que se esfuman como la luz se apaga en las velas pequeñas, sentirme insuficiente, enmudecer para decir lo que no digo. Me hiere el dolor de saber, a veces, la vida de memoria, la destrucción inevitable del reloj de la vida, con la arena del podría, descendiendo irremediablemente, desertizando los futuros que difícilmente serán sino en los sueños. Soy cicatriz reconocida por la piel que me rodea, un corazón que no cesa en la búsqueda incesante de la utopía. Y, aún a pesar de la herida de la vida, cada alba es una puerta que me empeño en abrir, cada aún una posibilidad de hallar, de nuevo, la brújula perdida de la vida. Así quiero, a pesar del precipicio que la vida me dibuja, ser aire que evada las cumbres del dolor y de la duda, esperanza abierta a la esperanza, creer que es posible contemplarme en un espejo que me sienta reflejo de la luz de su reflejo, pronunciar la palabra amor como se pronuncian las cosas que no pueden ser heridas por la vida: con la lengua innegable de la intensa certeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 8, 2010 por en DICCIONÉTICO, FOTOPOEMAS, HISTORIAS, PERSONAL E ÍNTIMO, PROSA, TEXTOS POÉTICOS y etiquetada con , , , , .

Blog Stats

  • 116,158 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 208 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: