EROS Y PALABRAS by Pura María García

SOBRE LA SOLEDAD

Fotografía de JULIA ESTEVE FUSTER

Gracias, Julia, por esta preciosa fotografía…

 

 

Tienes el sabor de lo que se ha perdido, de un anclar el pensamiento en la arista más lejana de la vida: en el pasado. Nunca te vas del todo y, sin embargo, tu existencia se une a mi existencia, como un malentendido que jamás se resolviera en la palabra.

Hueles al aroma común del adiós, la despedida,, esa honda punzada que impregna el olfato con un olor a flor, a cualquier flor, al punto irreparable de abandonarse a la aridez de la serena muerte, del marchitarse blanquecino y apagado, de la última vez que un pétalo se pregunta ¿quién soy, habitando este cáliz?

Como un ciego, palpando la memoria, inundas los alrededores del ayer y en ellos pronuncias nombres y lugares que ahora no son más de lo que fueron, pero tienen el color intenso del fuego que nunca se ha apagado. Viajas, como una sombra dulce, a mi espalda, con mis pasos, a mi voz, con mis silencios. No hace falta decirte: instalada en mis pupilas te conviertes en frío que, con calidez, agrietas los años y me miras.

Triste sería no poder sentirte porque un corazón no decline sus latidos, inmerso en la nostalgia. Triste es no reconocerte en el fugaz espejismo de un recuerdo que viaja, desde un mes que era invierno y nos pareció la más bella primavera, para hacer de una caricia, el ancla que nos une, inevitable, a un cuerpo que ya no está, amaneciendo a nuestro lado. Triste es aquel que no te ha conocido, una tarde, mientras hojas marrones inventadas, caían de las ramas profundas de un poema. Triste, se quedará, triste, el alma que no haya tarareado tu canción, la canción de la soledad, y el estribillo sin rima que la encadena a la edad que nos transforma.

Estás, sin irte jamás de nuestro lado, soledad: hermosa cuando hacia ti nos dirigimos con la brújula de la voluntad, a refugiarnos y hallar, en tus serenas manos, un respiro vital, un sueño nuevo, una respuesta sucinta al gusano de la interrogación que eternamente nos corroe.

Nos llamas, con una voz sin sílabas ni adverbios, a una cita en la que no caben más verdades que uno mismo, el interior abierto del silencio, la espuma del reflejo que nos dibuja sin mentiras entre la luz de quiénes somos y el espejismo eterno de quién fuimos y aún nos merodea.

Cuando cierras los ojos y me besas, soledad, me besan los nombres de las calles que me vieron caminar con los pasos sin huellas de la lluvia, me cuentan los demonios interiores sus historias, interminables trampas que también soy, aunque las niegue. Cuando cierras los ojos, soledad, aparece una niña que balbucea el amor y no comprende las penumbras construidas por la mente: es la niña que se llama con mi nombre; es la boca que habla con mis labios: es este alma, en tránsito perenne hacia un lugar que todavía el dedo creador no ha señalado; es esta sonrisa que se niega a la disfrazarse de tristeza; soy yo la soledad, soledad, cuando me miras y me llevas, desnuda, hacia tus manos.

 



Un comentario el “SOBRE LA SOLEDAD

  1. ferran petit
    febrero 19, 2011

    la foto per si mateixa parla de la soledat, d´aquestes persones que surten al balcó per trobar una mica de companya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 114,329 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 207 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: