EROS Y PALABRAS by Pura María García

DEL MAR…

TSUNAMY by R STEINBERG

Ahora que el mar es una mesa remendada en la que las olas astillan como clavos la tierra adormecida, el susurro de la arena se ha convertido en el clamor que confiesa la ira antigua, guardada en las mareas. Salta, por encima de las longitudes que tiene la existencia, las ondas de espuma, la estela gigantesca que deja lágrimas en la sal del surco en que fallece.

Nada es igual ya en el vientre del planeta.

El fuego no es suficiente para detener una vieja mancha azul que renace en una juventud que no esperaba y asola, con su lengua de rabia, las bocas de los ríos, las venas partidas que cubrieron montañas y senderos.

Ahora que el mar ha cesado de cantar como antes hizo y, en su ciclo natural, arrecia contra las alas rotas de las gaviotas fallecidas; ahora que los peces se retiran, caminan sobre las calles desiertas con los estrambóticos pasos del desastre; ahora que el océano es una cuna rota que no volverá jamás a mecer nuestros sueños; ahora, que la furia lo alza y lo deja sobre un cielo de fuego que muere antes de nacer y ser aurora…

Es ahora que el mar ya no es la carne de agua que sostenía el esqueleto intrínseco de la vida, ni despliega los colores que se evadieron, un amanecer, del arco de luz que los dibujaba, curvados, sobre la vista alargada que traspasaba la impenetrabilidad de la lluvia y su reflejo, ni riega, con su humedad eterna la efímera piel de un planeta vacío.

El mar que fue tambor de arena que latía, costumbre del ir y venir del oleaje, altavoz del susurro crecido de la marea, aquel que devolvía los cuerpos a la costa, hoy se tapa los oídos ante el llanto de los hombres y mujeres que estallan en su asfixia. Ese mismo mar que desataba los amaneceres a los labios, las huellas a los pies transeúntes, es hoy la muerte acalambrada, inexplicable, súbita; espejo de barro que paraliza la vida de la vida, llave de una puerta maligna, pared infranqueable, un ataúd sin peces ni corales.


3 comentarios el “DEL MAR…

  1. Juan Martinez
    marzo 16, 2011

    Todo un tributo a las almas arrebatadas de la tierra, en las lejanas costas de Japón, como siempre una prosa descriptiva y exquisita.
    Un Abrazo

  2. pura maria garcia
    marzo 17, 2011

    gracias,Juan, por tus visitas y por compartir y valorar la “sensibilidad” de la palabra y la imagen.
    Un abrazo

  3. ferran
    marzo 22, 2011

    avui m´ha agradat especialment el teu escrit, i la fotografia impressiona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 15, 2011 por en DICCIONÉTICO, FOTOPOEMAS, PROSA, TEXTOS POÉTICOS, VOZ DEL AHORA y etiquetada con , , , .

Blog Stats

  • 114,375 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 207 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: