EROS Y PALABRAS by Pura María García

SUCEDIÓ… (LEYENDA SIN TIEMPO)

 RAN DE TERRA by FERRAN PETIT

Sucedió.

Nadie lo recuerda, pero sucedió. La memoria se alimenta del olvido, lo tritura con sus dientes de tiempo y, así, crece y gana la altura que la distingue de lo real y lo objetivo.

Sucedió que, un anochecer tan remoto como inesperado, se abrió la ventana más minúscula de todas las ventanas construidas sin madera. En la bóveda celeste, de par en par, un hueco rabioso se abrió para encontrar finalmente un porqué para su existencia. Ante él, retrocedieron las alas de lo que, en aquel lejano tiempo, existía o era nombrado por los seres invisibles que habitaban más allá de la ventana sin materia.

El diablo cuidaba los arbustos que bordeaban la senda inapreciable que conducía, desde épocas todavía más antiguas, de la vida a la ventana, del ser al estar abocado a un espacio cuadriculado tras un marco invisible, pero amenazante.

El aire que escapó cuando la ventana se hizo mirador, balcón extremo, boca gigante, sin labios ni paladar, tomó impulso para lanzarse al espacio exterior, afuera, lejos de la cárcel en la que, hasta entonces, la mano despiadada del que todo lo creó   le había mantenido, contándole, a cada poco, que nada existía más allá de esa nada en la que el viento, por no tener, no tenía ni un sonido prendido a su nombre. Se aproximó a lo que el aire, todavía atemorizado ante el abismo, consideró el final de lo que existe, el borde transparente de la minúscula ventana. Se le antojó que, pasos más allá de aquella frontera inexplicable, las cavernas le aguardaban; monstruos sin cabeza intentarían arquear su fluir y doblegarle para ser, con mucho, leve brisa, insulsa corriente de aire silencioso. El viento lloró, atemorizado como estaba, antes de ser tomado por la valentía de la acción que, junto a él, había estado encarcelada en una de las habitaciones oscuras y contiguas que habían habitado en el espacio marcado por la minúscula ventana.

Salió. Sopló. Correteó el celeste tránsito, el charco del cielo, aún humedecido con el rocío que la eterna mañana había dejado, como un manto de agua, sobre el espacio universal, ahora visible. Caminó de puntillas, sin emitir ruido alguno, colándose entre las rendijas atómicas, los intersticios de luz que caían, ante su valentía, rendidos a su paso.

El demonio se hallaba podando con los dientes el rosal del silencio, sus flores grises de pétalos circulares, cubiertos con el moho de la indiferencia. Se dirigió al viento cuando escucho su sonoro caminar por el espacio:

-Has estado encerrado tras la ventana de materia que, desde que la Nada se formó, ha cubierto las cosas y los sueños. ¿No sientes, ahora que  la fuerza del sinsentido ha abierto la ventana, la punzada de la venganza y la ira contenida? ¿No desearías crecer y ser más poderoso que tu cárcel de materia? ¿No quieres rebelarte contra ella y, por fin, ser entidad inmensa, imposible de detener por el dique de un horizonte que no existe?

El viento, todavía con el sabor del temor atenazando su garganta, nacida de los siglos que gestaron su silencio impuesto, observó al demonio y las rosas grises que caían al suelo oscuro con cada una de sus preguntas. Sin saber qué contestar, pensó que aquel ser debía tener la importancia de un gigante que había logrado escapar de la eternidad a la que, la ventana sin materia, sometía a todo lo que integraba el TODO mayor.

Se engrandeció al escuchar sus palabras. Se indignó al oír la arenga sin silabas que el demonio había proferido. De repente, notó elevarse sus talones perdidos, recuperó su silueta, encajada hasta entonces en una extraña sepultura, y pensó, por vez primera, que deseaba, finalmente, ser más y mayor que cualquier ser, crecer hasta alcanzar mayor magnitud que la ventana inmensa, ser mayor, incluso, que el TODO UNIVERSAL.

No mires bajo tus pasos, le dijo el demonio, mirando de reojo a la última flor que quedaba sin caer del rosal del silencio. No permitas que nada ni nadie sobrepase tu cabeza de esencia etérea y poderosa. Centra tu ser en tu apariencia. Nada ha de ser mayor que tu nombre y tu existencia. No mires a quién pisas, qué sendas revientas para hacerlas cuadrar para que tus pies sin dedos quepan ampliamente. Camina como si ninguna huella pudiera contenerte. Nada ha de importarte sino tu grandeza inconmensurable. Arrastra todas las lágrimas de los ojos que halles a  tu paso; nútrete con los labios y las risas de quienes encuentres por el camino sin nombre que todos conocemos; arresta sus pasos y ponles, con tinta perdurable, tu nombre a todos los nombres de la realidad. Nada ha de importarte. Nadie ha de quedar, respirando, más que tu pulmón gigante y despiadado. Asola lo que no eres tú para serlo sobre los tú que temerán tu vehemencia.

El viento, que a veces había susurrado su fuerza como brisa, fue tentado por el demonio podador y su palabra. Se irguió sobre las cosas. Asoló, sin preguntar ni mirar los ojos empobrecidos del rastro mortecino que dejaba tras su paso. Se infiltró, en cuerpos y seres, objetos y materia. Instiló su no pensar en el TODO y ocupo el número ordinal envenenado: deseó ser el  SER PRIMERO, por encima de las cosas y las almas.

El demonio podador, con su ojo circunspecto e inagotable, le contempló desde el jardín de la mentira:

Ha nacido el egoísmo, le susurró a la penúltima rosa del rosal del silencio. Desde hoy, le veremos caminar en los pasos de quienes alimentan únicamente su alma y olvidan los ojos, las bocas y las almas de los otros.

Sucedió.

Nadie lo recuerda, pero sucedió. El egoísmo nació y creció hasta ocupar muchos de los pasos que encontramos al caminar por el Todo menor que es la vida que habitamos.



2 comentarios el “SUCEDIÓ… (LEYENDA SIN TIEMPO)

  1. ferran petit
    mayo 25, 2011

    sens dubte que aquest dimoni ha tingut masses deixebles, però encara queda gent com tú, com molt i moltes que han tingut altres mestres. Com diuen a sud américa AGUANTE!!

  2. Juan Martinez
    mayo 26, 2011

    Como siempre una delicia tu prosa, una narrativa, que plasma la realidad de una sociedad, a la que solidaridad,compromiso,justicia,libertad e igualdad, ya no son valores que se tengan que exigir.
    Un Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 113,483 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 207 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: