EROS Y PALABRAS by Pura María García

ELLA ESPERA…

Ella espera, sostenida en la levedad de un instante, junto a la puerta entreabierta a la distancia. Es en su carne donde el tiempo se desgrana y languidece, arrastrándose hasta las manecillas de un reloj que no existe más que en el tic-tac del pensamiento. Presiente. Fija las pupilas en la hoja de madera por la que se accede al deseo, adivina que el futuro será, cuando él se acerque, tan verdad como ha sido la espera tejida con puntadas cálidas en la extensión rosada de sus manos.
Abrirá la puerta y cerrará el silencio que ahora viste su desnuda piel y le estremece. Entrará a la habitación y a su mirada, mientras ella permanece como un cuerpo que late sobre el sillón dormido. Demorará, conscientemente, el cruce fugaz de las miradas, ardiéndose en una línea en la que los ojos se harán destellos húmedos y cálidos.
Ella, inmóvil. Él viviéndole el cuerpo que más tarde hará suyo, al verter sobre él el cauce de espuma que atenaza su lujuria y la hace voz de un lenguaje conocido y de sus ecos. Se arrodillará frente a su silueta, buscando en el aire el aroma a delirio que la envuelve. Rozará con sus ávidas manos, las piernas que se cruzan, como un puente inaccesible, la realidad. Le invitarán a exiliar el hambre de la carne a la patria simbólica donde atesora su esencia y su océano de humedad, su sexo en flor, su pubis en creciente primavera.

Sin levantar la vista hacia su rostro, sabiendo que ese límite entre lo que se espera y, a la vez, se es negado hasta el momento más dulce, acrecienta la pasión del vuelo de sus dedos, entreabrirá la puerta íntima de la carnal invitación que se extiende a su manos.

Tentará, con lentitud, el borde de la carne que precede su sexo, que antecede a la húmeda boca que sellará con fuego lo que entregado será cuando se alcance. Un revuelo de dedos jugará al escondite en su íntimo interior, en danza única que repetirá la cadencia que otras noches dejó sobre las nubes de lluvia que mojaron la nocturna intersección. Labios sobre los labios. Un cielo de lenguas enredadas, sin temor al tiempo que seguirá a la vencida victoria del tomarse, el uno al otro.

Ella respirará su propio aliento. Temblará, como titilan entre sus brazos los astros prendidos a sus muslos. Luchará, sin más arma que la sed de la boca que la recorrerá entonces, por ser un mar a cuyo fondo llegue la erecta presencia del coral que él aproxima hasta sus manos. Ella jadeará. Será el sonido del deseo el que la ocupará con sílabas que resquebrajarán el imposible ahora. Con sus manos rozará lo que él le entregue, su sexo afirmándose por encima de la noche y de la espera. Se despertarán los océanos que ambos guardan, al agitarse las olas invencibles, desatadas por el más dulce movimiento.

Y  será, mientras ella se rinde al agua que cubre su pubis en creciente marea, cuando ambos naufragarán en un mismo mar de humedad, aproximándose con osadía al fuego implacable que sus cuerpos sustentan.

2 comentarios el “ELLA ESPERA…

  1. 071660car
    febrero 7, 2012

    Fàntastic Pura, m’encanta la teva manera d’expresar sentiments!
    Carme.

  2. Ericka Volkova
    febrero 9, 2012

    Creedme, realmente he disfrutado vuestro texto.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 115,189 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 209 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: