EROS Y PALABRAS by Pura María García

A VECES, EL AMOR…

 

A VECES, EL AMOR by Pura María García

 

A veces, el amor es caminante confundido entre la maraña de hilos que enmadejan la tarde. Olas de tiempo sacuden la mar que ante él declara su vigencia. Olas de instantes inundan la irreparable tierra por la que el caminante, en su absurdo jamás permanecer, eterniza sus huellas.

A veces, el amor es un golpe que blande el mismo amor, intento claro de permitirnos recordar que amar es posible, incluso entre las ráfagas incontroladas del seísmo vital que es la existencia. Vuelve, regresa, toma tu mirada y trastoca el sinfín de parpadeos que nos araña los ojos al buscar con la vista un motivo, uno más, para continuar pronunciando palabras que jamás tuvieron sombras. A veces, escondite, refugio. A veces, escusa y desnudez del alma, que no cesa en sus preguntas. Amar es madera astillada que se clava en nuestro cuerpo, una mañana, esa en la que sentimos que el Sol no puede abandonarnos y nos deja la piel un invisible gesto, vivido tantas veces antes que, a fuerza de sentirlo, olvidamos cómo fue y lo percibimos nuevo, primera vez, incesante principio, inocente suicida que sabe que morirá, al cesar, una vez más, cuando se interrumpa el crepúsculo que contiene su perecedero latido.

A veces, el amor es un reflejo del espejo que nuestro interior, enceguecido, ha construido. Amar, entonces, ensancha nuestro ser y lanza, al aire absurdo de lo que se silencia, la semilla de un verso, el hacha transparente que deshace la gélida señal de lo vivido. Amar es siempre una hebra de viento, brisa y luz, que ansiamos hallar para anudarnos al amor, para no sentir que los años son la purpura frágil que deshacen sobre nuestro rostro las manos caprichosas del destino.

Amar, a veces, es la libertad de un acto que atenúa la cicatriz inmensa que dejan las horas más frágiles. Amar. Sentir el agridulce impulso de tender los labios al amor, ser besada con la lengua infinita que es el cuerpo sobornado por el mismo amor, vendido a su insustituible telaraña.

Amar, amarnos, es abandonarse, sin huir, a los versos que se llevan los sutiles restos del milagro del alba.

 

3 comentarios el “A VECES, EL AMOR…

  1. juanmartinezz
    abril 13, 2012

    Aunque sea una contradicción, amar puede ser doloroso, el amor nos obliga a ceder parte de nuestro yo, si entendemos amor como forma de entregarse, donde la linea que separa el yo y lo que cedo del mismo, es difícil que estén en armonía, amar no es fácil.

    • pura maria garcia
      abril 13, 2012

      Efectivamente, queridísimo Juan, amar no es fácil, es cierto. Amar es amar, caminar sobre una tierra abstracta y movediza…Sin embargo, cada día reivindico mi derecho a AMAR, mi intención al amar, a seguir jugándomela a amar. Y es que vivir, si amas, es, además, SENTIR. Como siempre, gracias por tu AMISTAD, entregarme parte de tu tiempo al leerme y po comprender mis palabras.Un abrazo

  2. juanmartinezz
    abril 13, 2012

    Totalmente de acuerdo, estamos en nuestro derecho de sentir y de amar, nunca ha resultado fácil, el camino puede ser tortuoso pero la recompensa es única.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 115,204 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 209 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: