EROS Y PALABRAS by Pura María García

RELATO SIN VERDADES

LIES by Michelle Creative

Hoy hace un año, menos un mes y un día, que recibí la noticia. La mujer que ocupaba la mesa de la sala que precedía al gran despacho, como todos le llamábamos, me indicó con un gesto que él quería verme. Me quité las gafas y las dejé sobre la mesa, junto al teléfono, con un movimiento aparentemente inconsciente. Algo me decía que, después de hablar con él, las buscaría para marcar el teléfono.

No fueron necesarios más que cinco minutos. En realidad me bastó ver su rostro: ese día no mostraba ni la amargura, ni la insatisfacción habitual. Con inexpresividad, me anunció que el comité había decidido prescindir de mis servicios. No me dio la mano. En su lugar, me entregó un gracias pronunciado con un tono que, entonces, me pareció descaradamente hipócrita.

Descolgué, sin dejar de mirar de reojo a la secretaria que, con aspavientos entrecortados, intentaba comunicarse con el resto de quienes parecían ajenos a lo que me estaba sucediendo. Y lo hice. Por primera vez. Sonó tan natural que, al otro lado del auricular, no creció ni la más ínfima duda.

No lo supe entonces, pero fue una señal inequívoca.

Al cabo de tres días, leí el anuncio en el periódico que alguien había dejado olvidado en la mesa de la cafetería. Una parte de mí pensó que era una oportunidad que no podía dejar pasar. Otra voz, la más aguda, resonaba en mi interior advirtiéndome para que no siguiera con lo que parecía una locura.

Hice la llamada desde una cabina, para que el número de mi móvil no apareciese en la pantalla del teléfono al que llamaba. Me interesaba hablar sobre su anuncio, dije. Alguien con voz metálica empezó a hacerme preguntas. No, no se trata de eso. Es una decisión personal. He vendido mi empresa. Me gusta experimentar y la intensidad de la vida, los retos. Sé que le va a parecer extraño, pero esa es la razón.

La voz de acero guardaba silencio cada vez que yo hablaba y retomaba la palabra para continuar con un cuestionario que, seguro, alguien, ni siquiera ella, había preparado de antemano. Sí, puedo mañana. No es ningún problema. Por la mañana, sí, lo prefiero. La dirección es la que aparece en el anuncio ¿cierto? Entonces, hasta mañana a las 10.

Volví a colocar el teléfono, lleno de extraños signos pintados con color negro, sobre los restos de algo que, en algún momento, había sido una cabina.

Cinco minutos antes de las 10, llamé al timbre de un tercer piso, de una puerta situada debajo de una discreta letra B. Ni un letrero. Ninguna placa con el nombre de la empresa. Un hombre, que tartamudeaba cada vez que iniciaba una de sus frases, me hizo pasar a un cuarto sin ventanas y allí me explicó lo que necesitaba saber. En realidad no hace falta que le digamos más. Es usted la que ha de hacer el resto. No tengo la menor duda: lo hará muy bien, de hecho lo hizo muy bien cuando nos llamó ayer. Quien le atendió lo comentó después de darle la cita.

No he dejado de trabajar desde entonces.

Recibo más de diez visitas al día. Hombres, mujeres, jóvenes, mayores, algunos con una extraña apariencia; otros, sencillamente, normales. Acuden a mí para que invente mentiras por ellos. Unos las necesitan para vivir, para explicarse o esconder un secreto. Otros para lograr que alguien les olvide o, por el contrario, abandone a los demás para decidir quedarse a su lado. Unos las han de utilizar como escusa. Otros, a vida o muerte, dependen de ellas, de las  mentiras, para construir una identidad que no poseen y ahogar su verdadera personalidad. Unos han de ensayarlas, frente a mí, durante horas, para que parezcan tan creíbles como se espera. Otros descubren, inesperadamente, que pudieron haber mentido antes con tanta destreza como con la que han creído sus relativas verdades. Guardo mentiras en carpetas, clasificadas por temas escritos sobre etiquetas blancas, apiladas, en orden, dentro de cajoneras que mantienen el silencio que no podrían mantener unos labios.

Ahora, lo siento, he de dejar de escribir: estoy preparando una para mí.

Un comentario el “RELATO SIN VERDADES

  1. severianobocanegra
    mayo 16, 2012

    Muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 16, 2012 por en FOTOPOEMAS, LITERATURA, RELATOS y etiquetada con , , , , , .

Blog Stats

  • 114,375 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 207 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: