EROS Y PALABRAS by Pura María García

QUIEN SOY…

QUIEN SOY by PURA MARÍA GARCÍA

Quien soy…

No es una pregunta que acecha la posibilidad incierta

que las respuestas enuncian con su boca pequeña.

A menudo, me veo

acompañada por el brazo ingrávido

de una soledad a la que busco;

encaramada a un árbol que sólo existe

en el filo momentáneo de mis sueños.

Iniciando uno de los caminos que el camino entraña

mañanas y eternidad, presente y vida,

en un viaje que las formas negras,

 a veces, quiebran y detienen.

Me siento sobre el aire,

ocupadas mis manos en deshacer recuerdos,

enfilando la curva que aparece

detrás de una mar sorprendente,

entonando con ellas,

con las azules aguas,

una canción sin estrofas que jamás se repite.

Soy la que, hacia medianoche,

resbala de la sábana de estrellas

con que envuelve la cuna

que un día balanceó el alma de una niña.

Soy ese momento en que todos anhelamos

detener la realidad para abrazarla;

la cuchara en una taza sin penumbras,

un nódulo vital que se expande sin pausa.

A veces, me veo otear el firmamento

donde los faros nos protegen de naufragios y odios,

donde los cuerpos siempre alzan la cabeza

y la mirada serpentea los ojos de los otros

como anguila que no teme fallecer

al liberarse de la ciénaga que envuelve la mentira.

Quien soy es un regazo,

un valle que las huellas requieren,

la piedra caída sobre el pliegue maldito

de la montaña rota tras un dulce cataclismo.

Me reconstruyo,

caída sobre lágrimas de corcho,

flotantes islas que titilan en el ritual

de eliminar la voz al sentimiento.

Quien soy es una mujer

que ha abandonado muchas veces su alma,

voz de un adiós pronunciado, a menudo,

por el inmaculado hechizo con que se rompen los espejos.

Huesos que sostienen

las heridas malditas,

la aprisionada hiedra de unos labios,

perímetro carnal que sostiene todavía la esperanza.

Quien soy cabe en la palma de la mano de la vida,

en un charco pequeño,

en el rastro cambiante de la nieve invernal que se resiste

a removerse en el azul del agua muerta.

Soy quien pasea junto a las profundas hendiduras

de la memoria que grazna

sonidos tan absurdos

que no siempre reconoce.

Quien soy es una nube,

un rostro que dibuja la espiral apariencia

de la nada en el todo.

Quien soy es un instante, antes de dejar de existir,

un paraguas cerrado que dormita

cuando el estío sucumbe a esta luz

noctámbula y fugaz que ante ti se desliza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 117,002 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 208 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: