EROS Y PALABRAS by Pura María García

CUANDO ME HABLAS

cuando me hablas

Escucho tu voz y regresan las gaviotas. A la tarde, con tus ecos, le crecen las ventanas y se contemplan las horas, todas ellas, en el azul espejo que dejó la mañana.

Hablas con las palabras que exactamente rompen en trozos el silencio. Lentamente las dices con tus labios. Lentamente despiertan las olvidadas letras que dormían en un lecho sin cuerpos, con nostalgia. Yo las escucho, las abrazo, las atrapo en su vuelo, en ese itinerario de tu boca a mis oídos. Las voy recogiendo como si fuesen las blancas caracolas que, de niña, buscaba en el reflujo de espuma de las olas y las guardo en mi mano, las encierro en mi mente hasta que huyen de la cárcel de la idea y libres, al fin, son palabras de un alma, de tu alma.

Escucho tu voz aun cuando callas, aun cuando todo parece estar vacío de tu rastro, cuando no hallo un atisbo de misterio en el crepúsculo y todo parece estar hecho con la arcilla incolora que dejan los inviernos.

Sin tu voz sobrevolando los horizontes rotos, mi boca se resigna al frio de las piedras que jaspean los mortecinos caminos sin salida de la vida. Sin tu voz no tienen un porqué las amapolas para latir, con su alma roja, entre los verdes brazos de los campos que esperan la visita del alba.

Me hablas y desgranas el corazón sin sombras de la palabra exacta. Sonríes, modelándola, para que se doblegue, con dulzura ante tu lengua. Me hablas y el planeta, vencido, se detiene, encerrado en su giro incomprensible.  Me hablas y las metáforas, de pronto, batallan por mostrarme lo que sientes, desnudas, sin pudor, abocadas a mí como el mar a la costa.

Tú me hablas y es cierto que todo continúa. Hay niños que mastican la arena y digieren su hambre en su tristeza. Frente a un islote, un barco se quiebra y flota la muerte de los sin nada (y debería flotar nuestra vergüenza). Los parques continúan invocando a mendigos que han perdido la esperanza, a furtivos amantes, a la hojarasca abandonada y a putas que han de contentarse con el frio sucedáneo de una caricia hueca.

Tú me hablas y sigue el ladrón extendiendo su mano, incansable. Y el proxeneta, provocando con sus manos la más oscura humillación,

Tú me hablas y es cierto: en el afuera de tus labios y mi escucha, todo parece inmutable, nada transmuta su negrura y la nada nos acecha en cada gesto.

Tú me hablas y es cierto: permanece la realidad hiriendo nuestros ojos, pero tu voz, en ese instante que me busca, disfraza la miseria de los días con un velo profundo de ternura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 112,962 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 208 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: