EROS Y PALABRAS by Pura María García

LOS GESTOS QUE SE ACECHAN

 

 

gestosHoy me he descubierto acechando gestos.

Buscaba ese movimiento distinto, breve, con alma de símbolo que se queda enganchado de las manos, la mirada, un pie, la boca o la espalda, prendido con hilos de nada a una silueta. Pretendía robarle a la realidad los gestos imperceptibles que nos resumen, porque en el fondo, de nosotros se recuerda, se recordarán, las palabras, las dichas y las que corrieron a adentrarse en el silencio íntimo que les impide asomarse por el quicio de la boca entristecida o cobarde y los gestos. La vida se resume, a menudo, en una cadena de ademanes que crece adherida a nuestra identidad hasta darnos forma.

Hoy buscaba porciones de acción, intenciones fragmentadas que caían derrotadas antes de consumarse, convertidas en gesto. Las calles, estas que me rodean bajo el anaranjado sol vespertino de esta ciudad, un todo pequeño que camina, como nosotros, por la invisible senda del tiempo cabizbaja y casi dormida. Las calles se toman prestadas, por unas horas, para esparcir en ellas los gestos que nombran.

Veo el ademán con el que mujeres, de silueta amplia, cubierta con tejidos que han perdido su prestancia y hasta su aroma a inicio, a estreno, a principio, toman en ambas manos las bolsas blancas, estampadas con logos insulsos y falaces, repletas de comida. Asoman por ellas las hojas mortecinas de vegetales que han abandonado, por fin, el gélido hotel donde existen, la estúpida vitrina del supermercado. Una botella, también blanca, ladea una de las bolsas y hace que un lado venza al otro. Siempre, en todo, parece cumplirse la extraña ley que designa en cualquier existencia a un vencedor y a su vencido, en una inseparable unión que les reúne, en la que ninguno de los dos acierta a comprender la existencia del otro. Las mujeres caminan con piernas distintas a las suya, hinchadas, olvidadizas de la tersura y el contorno que un día, cuando sostenían un cuerpo aún joven, tuvieron. El gesto, su gesto, repetido en todas las mujeres cargadas con bolsas y con compra, con cromos de la necesidad, con recuentos que traducen neveras semivacías que ya no tientan a los estómagos donde el hambre nació a la espera de un enjambre de sueños, es el gesto de dos manos, dos bolsas, una a cada lado, la absurda puesta inconsciente por hallar una simetría que tranquilice la mente absurda, que le haga creer que hay un deber cumplido en ese sujetar, cargar, acarrear un plástico que ira de un extremo de la ciudad al extremo de una casa, de una mesa, de una boca. Las siluetas estoicas, de manos estoicas, sujetando el peso, que se hace más liviano en cada esquina, cuando ellas detienen los hilvanes de sus pasos y apoyan su carga en las baldosas de las esquinas. Cada vértice de la calle es un poco una estación: se llena cuando los perros se detienen y esparcen su huella líquida sobre el suelo y el hedor que lo cubre; cuando los niños se afanan en lloriquear para obtener las recompensas con las que chantajean, sin saberlo, el corazón casi autómata de madres que hacen gestos, gestan gestos y corren, sin correr, de una casa donde el amor a veces es un gesto inexistente a un parque, de un parque a una casa, de una casa a la noche, y su pequeño respiro, y su gran sinsentido.

Las siluetas cargan las bolsas abducidas por un gesto idéntico. El peso repartido. Así ha de ser. La vida repartida. El sufrimiento repartido, simétrico, dosificado con porciones exactas que en nuestra estupidez creemos necesarias, destinadas, sin remedio, a quienes somos.

Las siluetas caminan rozando las calles con las suelas de su tristeza, de la nada, del tiempo ausente de preguntas.

Las miro y busco en ellas la traducción sutil de sus sutiles gestos. Y sonrió al reparar que mi mirada buscadora de gestos es, también, un gesto tan absurdo como los ademanes que hoy acecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 117,002 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 208 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: