EROS Y PALABRAS by Pura María García

EN NOCHES COMO ÉSTA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

FOTOGRAFÍA de Pura María García

 

Como una casa vacía,

una pared vacía,

una mueca que quiere traducirse en su propia voz,

pero enmudece.

Como las tardes abandonadas en un rincón de un parque

donde el tapiz de hojas

cubre la sequedad de un suelo antiguo.

Como naves que encallan en la arena

cautiva.

Así es, en noches como ésta, tu corazón,

forma errante del silencio contenido.

Hay una puerta en él,

una cancela,

donde en las noches tintadas con azul

se revuelve tu esencia

y deja al descubierto el torrente sin orden del olvido.

Inútilmente buscas encontrar

el porqué que conduce al irremediable camino

por el que giras la esquina.

Cada día.

Cada noche, con sus profundos huecos.

Cada espacio en el que estás a merced de la mano maldita

que te lleva, con su audacia,

al penúltimo intento de vencerte.

Nada es trivial en las noches como ésta.

Noches que mecen

a tu corazón

cuando se quiebra.

En noches como ésta

cualquier lugar te parece un adiós

modelado con la materia irrecuperable

de lo que existe, pero se da ciertamente por perdido.

Tu tristeza, entonces,

sustituye el fulgor de las estrellas

que pierden su inocencia

ante los cuatro nortes que te queman.

Puntas de inerte luz, de inexistencia.

Lloran tus ojos,

empequeñecidos,

derramados sobre ese muro que divide en dos

tu imagen,

tu silueta,

tus entrañas.

Te vuelves, por momentos, un lobo que rabia

por recuperar su rabia

y, al menos, sentir que aún no es tarde

para retar a la mirada de la vida.

Te separas de ti mismo,

para poder acompañarte mientras lloras.

Es el azar con su danza imparable.

Son las razones que roban, malévolas, tus sueños.

Te quedas, agazapado en un rincón de lo que no comprendes.

Todo lo que esperas está en la otra ribera del rio que te cruza.

Y sabe a sal la boca que te nombra.

Y es un desierto tu garganta

Y es inalcanzable la esperanza.

Te preguntas, en noches como ésta, qué rayo rompería

en dos el horizonte y te regresaría

a comprender el inconmensurable dolor que te atenaza.

Los besos, derribados, no te alcanzan.

Los versos se aproximan,

se te acercan,

y el azul impertinente los derriba.

De cerca, tus párpados, en noches como ésta,

son nubes que imploran un instante de alivio,

un tiempo sucinto en el que seas

la estela que deja el rastro de la vida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 123.980 VISITAS

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 235 seguidores

MIS ENTRADAS POR MES

EL TIEMPO ES UN VERSO SIN RIMA…

REGISTRADO EN SAFE CREATIVE

LAS CANCIONES QUE TE PROPONGO ESCUCHAR

Copyrighted.com Registered & Protected 
I2XM-RO7T-NSXF-WE3T
A %d blogueros les gusta esto: